Tranquilidad

Tranquilidad es una palabra que transmite sosiego, que transmite calma. No esperar nada de nadie, no esperar a que ocurra nada, simplemente cerrar los ojos y no dejarse llevar por preocupaciones, problemas y sin sabores.

Se trata de un don, que hay que saber cultivar; pese al entorno donde nos encontremos, la gente que tengamos a nuestro alrededor, el estrés por el trabajo o el día a día. Llegar a desconectar de esas limitaciones mentales, aunque sea mirando un cuadro o viendo una película y estando al 100% en el momento en el que estamos. No pensar en la boda de dentro de una semana, en las facturas del mes o cosas que no podemos resolver en el momento en el que estamos.

Es importante al mismo tiempo desconectar de gente que nos agota mentalmente, que nos estresa, que intenta hacer que seamos alguien que no somos o si por el hecho de no serlo, nos hacen sentir inferiores. Nos recuerdan nuestros errores y no para mejorar, al contrario. Tampoco lo hay que confundir con falta de humildad, pero la manera en la que se dicen las cosas y el propósito nos van a decir mucho sobre la finalidad de la crítica. Dejarnos influir por este tipo de personas puede suponer un motivo para que corrompan nuestra tranquilidad o paz mental.

Tranquilidad es a su vez un poquito de mindfulness, algo de lo que os hablaré más adelante…

Ilustración_sin_título

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s